¿Cómo ser un Community Manager Freelance?

Muy buenas amig@s.

A raíz de un comentario y pregunta que nos hizo nuestro amigo Juanma Barea (Te damos las gracias desde aquí por la idea y por enseñarnos cosas, amigo) nos surgió la idea de hacer este post. En cuestión nos preguntaba sobre el mundo Freelance, pero más enfocado hacia el Social Media, pero muchos de los puntos son comunes para cualquier orden del ámbito laboral. Nos preguntaba cómo se empezaba en esto del mundo Freelance, que le contáramos experiencias y técnicas. Pues bien 140 caracteres no eran suficientes para contarle, así que hacemos este post intentando contar un poco nuestra experiencia.

Luz al final del túnel Freelance

Comenzaremos por el principio. Nosotros no éramos Community Manager, ni habíamos estudiado para ello. Es más, nada que ver ni relacionado con este mundo, salvo que nos gustaban las Redes Sociales, pero como a mucha gente, como forma de comunicarse con los amigos y poco más. Resulta que un buen día nuestro empleo de Administrativos se fue al garete. En ese mismo instante empezó nuestra carrera de Community Manager.

Desgraciadamente no teníamos dineros para poder hacer un Master, o empezar una carrera en Marketing y publicidad, por lo que nos tuvimos que “conformar” con un curso impartido por el SEPE. A la vista está, y con los temarios en la mano que este curso no tiene nada que envidiar a los Máster de universidades y otras empresas de prestigio (En algunos casos con unos precios vergonzosos con la que está cayendo en España). Pero claro, nos encontramos con uno de los primeros problemas, nuestra preparación puede ser igual a la de alguien que ha estudiado un Máster, pero el nombre no es el mismo. Primera puerta en las narices.

Como comprenderéis nuestra búsqueda de empleo se vio bastante entorpecida tanto por nuestra formación de base, como por la de especialización que hicimos. En las ofertas de empleo de empresas que tienen una necesidad de este tipo, siempre se suele pedir una titulación en publicidad, o bien un Máster que sea avalado por una universidad de prestigio. En nuestro caso no se dan ninguna de las variables, con lo cual hay que buscar otra fórmula.  Buscar clientes a los que presentar tus servicios, los cuales no te pedirán unos requisitos si les demuestras que sabes hacer tu trabajo.

Otro consejo más que le podemos dar, es que en el mundo del Social Media, nadie lo sabe todo y esto no para de cambiar (A mejor o a peor), por lo tanto la formación autodidacta es una de las mejores opciones que tenemos a nuestro alcance. Leer mucho, cualquier cosa que caiga en sus manos sobre Social Media. Así lo hacemos nosotros, por un lado estarás siempre a la última en cuanto a tendencias, herramientas, etc y por otro lado aumentarás tu formación para ofrecer a tus clientes siempre, la mejor experiencia 2.0 posible.

El consejo que le dimos a nuestro amigo, fue que lo primero, antes de hacerse Freelance, lo que debe hacer es buscar clientes. En el momento en que recibas el primer SÍ a las propuestas, marcará el momento de darse de alta para poder empezar a facturar sus servicios. ¿Para encontrar esos clientes?. Desde las páginas amarillas, la publicidad que te echan al buzón, que vayas andando por la calle y te vas fijando en las empresas locales, eventos para emprendedores, viveros de empresas, etc. Cualquiera puede ser tu potencial cliente y debes investigar si pueden necesitar tus servicios.

Otro consejo más que podemos darle, es que los contactos son de lo más importante en este tipo de ambiente laboral. Ya no sólo tus conocidos, sino la gente que puedas conocer realizando y potenciando tu marca personal. Ni que decir tiene que el cliente satisfecho es la mejor publicidad que se puede tener. Tu cliente conoce a más gente y si se entera de alguien de su entorno que necesite de servicios que el ha recibido por tu parte, le dará tu nombre encantado y tendrás una ventaja muy grande respecto a tu competencia.

Tampoco podemos darle muchos consejos más; si a vosotros que estáis leyendo este post, se os ocurre alguno más, no dudéis en dejarnos un comentario al mismo. No tenemos la varita mágica, no pensamos que los clientes llueven del cielo, así que seguimos un poco nuestra intuición y aplicamos un poco el sentido común, ya que nunca antes nos habíamos visto en la tesitura de buscar clientes en nuestros anteriores trabajos.

Antes de irte, pensamos que puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *